Los ensayos de penetración dinámica se recogen en la Norma EN ISO (22476-2:2005) y acorde con EN 1997-1 y EN 1997-2.
El ensayo trata sobre la determinación de la resistencia de suelos y rocas blandas in situ a la penetración dinámica de un cono. Se usa una maza de una
masa dada y una altura de caída dada para impulsar el cono. La resistencia a la penetración se define como el número de golpes necesarios para conducir
el cono sobre una distancia definida. Se proporciona un registro continuo con respecto a la profundidad pero no se recuperan muestras.
Se incluyen cuatro procedimientos, que cubren una amplia gama de trabajos específicos por golpe:
• (DPL): prueba que representa el extremo inferior del rango de masas del equipo.
• (DPM): prueba que representa el rango de masas medias de los equipos dinámicos.
• (DPH): prueba que representa el rango de masa media a muy pesada de equipos dinámicos.
• (DPSH): ensayo que representa el extremo superior del rango de masas de los equipos dinámicos.
Ejecución del ensayo:
Las varillas impulsoras y la puntaza se impulsarán verticalmente.
Rango entre 15 y30 golpes por minuto.
El número de golpes se registrará cada 100 mm de penetración para el DPL, DPM y DPH y cada 100 mm o 200 mm para DPSH-A y DPSH-B.
El rango normal de operación de golpes debe estar entre N10 = 3 y 50 para DPL, DPM y DPH y entre N2a = 5 y 100 para DPSH-A y DPSH-B.
En general, la prueba debe detenerse si el número de golpes excede el doble de los valores máximos indicados anteriormente o si el valor máximo se excede
continuamente para una penetración de 1 m.